Diferencia entre uñas de gel, uñas acrílicas y uñas de porcelana

Diferencia entre uñas de gel, uñas acrílicas y uñas de porcelana

Es muy común no saber la diferencia entre uñas de gel, uñas acrílicas y uñas de porcelana. Por ello, vamos a dedicar este articulo a explicarte las diferencias de los materiales de los que se compone cada uno, así como las ventajas y desventajas que presenta cada tipo.

¿Cuál es la principal diferencia?

La principal diferencia de cada tipo de uñas es el material del que se compone. Para que te hagas una idea te lo detallamos:

Uñas de gel. El gel es una tecnología más avanzada y moderna que el acrílico, pero que no lo reemplaza ni sustituye. Los geles son oligomeros, es decir, no son ni líquidos, ni sólidos. Los geles son una jalea que solo curan bajo los rayos ultravioletas de la lámpara.

Uñas acrílicas. El acrílico es una combinación de un líquido especial y un polímero en polvo. La capa se seca y se forma una robusta formación que tiene consistencia como de plástico duro.

Uñas de porcelana. Son parecidas a las de acrílico pero se elaboran a partir de fibra de vidrio.

¿Cuáles son las ventajas e inconvenientes de las uñas postizas?

  • Las uñas de gel suelen quedar más naturales que las acrílicas.
  • Las uñas de gel dejan respirar a la uña más que las acrílicas, lo que no significa que éstas últimas sean dañinas. Cualquiera de estos 3 tipos de uñas postizas sella completamente la superficie de la uña natural. Por tanto, siempre es muy importante aplicar un desinfectante sobre la uña natural antes de colocarlas, para evitar así que se reproduzcan hongos.
  • Las uñas de gel son más fáciles de colocar y su coste es inferior.
  • Una de las desventajas de las uñas de gel es que son moldes prefabricados, por lo tanto, puede que no se adapten 100% a la anatomía de la uña natural. Al contrario, las uñas acrílicas se elaboran con un molde para formar uñas idénticas a las naturales. Tanto las uñas de gel, como las de porcelana se pueden hacer con tips o con plantilla dependiendo de la forma y largura de la uña. Por tanto, no es obligatorio emplear moldes siempre.
  • Las uñas acrílicas suelen ser más duraderas que las uñas de gel: si se realiza un seguimiento correcto y constante pueden durar hasta 6 meses.
  • Las uñas de porcelana, al ser de un material más fino, son un poco más frágiles que las acrílicas.
  • Las uñas de porcelana requieren un mantenimiento más cuidadoso que las acrílicas o las de gel cualquiera de estos 3 tipos de uñas implica dedicar un poco de mantenimiento cada cierto tiempo, ya que hay que ir rellenando el hueco dejado por el crecimiento natural de la uña.

Fórmate profesionalmente con los el Curso de CCC de Técnico en Manicura y Pedicura  y conviértete en el profesional que siempre has deseado.

 

Fuente: mimanicura

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *