Adaptar el coche para la primavera

Adaptar el coche para la primavera

En primavera la situación
metereológica suele cambiar de forma inesperada. A continuación te ofrecemos una serie de pautas para tener el coche a punto durante esta estación.

  • Presión y dibujo de los neumáticos. Una presión correcta es fundamental para manejar bien el coche y que los neumáticos no se desgasten prematuramente.  Presión inferior a la recomendada: Hace que los neumáticos se calienten antes y se desgasten más rápido, y que el coche consuma más combustible. Además, los riesgos de desllantar o sufrir aquaplaning son mucho mayores. Presión superior a la recomendada: puede provocar que el neumático se desgaste más por la parte central de la banda de rodadura y se estropeen antes las suspensiones, porque el coche soporta peor las irregularidades y baches del asfalto.
  • Cambia el filtro antipolen.  El polvo, la contaminación, el polen, resto de neumáticos, ácaros… se van acumulando en el filtro del habitáculo por eso la importancia  de cambiarlo aunque no seas alérgico ya que evitarás que los ácaros y bacterias proliferen y los conductos del aire acondicionado se mantegan limpios.).
  • Examina el estado de la batería. Para asegurarte de que no hay problemas es recomendable que el vehículo haya estado circulando al menos una hora preferiblemente por carretera y, después, se haya quedado en reposo otros treinta minutos.
  • Observa el nivel del líquido anticongelante. A medida que las temperaturas suben, es importante asegurarse de que el motor del coche se está refrigerando adecuadamente. Si el piloto de aviso se enciende o si, simplemente no se ha comprobado el nivel de refrigerante en un tiempo, conviene abrir el capó y comprobar el nivel del líquido. La mayoría de los automóviles tienen un medidor de nivel de líquido anticongelante.
  • Revisa los frenos. Antes de realizar un viaje largo es importante que compruebes el estado de los frenos. Si notas que el pedal de freno va más duro de lo normal, que el coche tarda más tiempo en frenar o si se ha encendido el piloto de la luz de freno, hay bastantes posibilidades de que necesites unas pastillas o discos nuevos. También debes observar el nivel del líquido de frenos, ya que no debe ser ni superior ni inferior a los parámetros establecidos por el fabricante.
  • Comprueba el sistema de iluminación del coche. Las luces de tu coche son claves para ver… y ser visto. Comprueba que todas las funciones de iluminación y señalización funcionan correctamente. Es importante comprobar la altura y regulación de las luces. De este modo, evitaremos deslumbrar a quien se cruce con nosotros en la carretera por la noche y garantizaremos una óptima visibilidad.
  • Carga los elementos obligatorios y recomendables. No olvides llevar los recambios necesarios: rueda de repuesto con la presión necesaria, un juego de luces, dos triángulos homologados y el chaleco reflectante.

Si te apasiona el mundo del automóvil y te gustaría dedicarte profesionalmente a ello, solicita información de nuestro Curso de Mecánica del automóvil  de CCC.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *