La importancia de la vacunación animal

La importancia de la vacunación animal

 

Es muy importante tener al día el calendario de vacunaciones de nuestro perro o gato pero, para una correcta vacunación, acude a tu veterinario.

Mediante la rigurosa aplicación de programas vacunales se ha  conseguido minimizar la incidencia o incluso erradicar enfermedades altamente prevalentes en la población hace tan solo unos años, como sarampión, rubeola, parotiditis…

El control de enfermedades mediante la aplicación de programas vacunales en los animales está muy establecido, tanto por razones humanitarias y  otras, por razones tanto humanitarias como productivas.

La vacunación en los animales de compañía

Los protocolos vacunales que se instauran en perros y gatos deben entenderse desde una triple perspectiva: la protección de los propietarios y resto de humanos que conviven con estos animales, el control de los niveles de enfermedad dentro de la población de esa especie y la salvaguarda de la salud y de la calidad de vida de ese individuo en particular.

El momento más crucial del programa vacunal de un perro o un gato es el periodo postnatal, en el que tanto cachorros como gatitos están expuestos de manera más directa a la acción de microorganismos patógenos y su organismo todavía es muy frágil como para desarrollar una inmunidad espontánea frente a ellos. Es por eso que los protocolos son mucho más intensos durante esta primera etapa de la vida.

Existen dos categorías de enfermedades frente a las cuales se vacuna a perros y gatos:

  • Las enfermedades esenciales: son aquellas frente a las que hay una recomendación de vacunar de manera estricta a todos los animales (y en algunos casos, como la rabia, es de vacunación obligatoria en muchas comunidades autónomas en España). Se trata o bien de enfermedades zoonóticas (potencialmente transmisibles al hombre) o bien de enfermedades altamente contagiosas y con alta tasa de mortalidad tanto en perros como en gatos.
  • Las enfermedades no esenciales: son aquellas frente a las que la recomendación es vacunar si el animal forma parte de un grupo de riesgo concreto. Este tipo de enfermedades pueden no ser altamente mortales, pero produce malestar en las mascotas, y son altamente contagiosas por ejemplo cuando los animales se mantienen, aunque sea transitoriamente, en colectividades (por ejemplo, criaderos, refugios, residencias caninas, concursos caninos, etc). Si se cumplen estas condiciones, conviene proceder a la inmunoprofilaxis.

Para asegurar una adecuada protección de las mascotas frente a estas enfermedades durante toda su vida, es necesario repetir con regularidad las vacunaciones, con un intervalo y una pauta que dependerán del prospecto de la vacuna utilizada y de las recomendaciones del veterinario clínico que esté a cargo del animal. Desde el punto de vista legal, para algunas enfermedades puede exigirse la adecuada cumplimentación de la cartilla de vacunación por parte de un veterinario clínico a lo largo de toda la vida del animal.

¿Eres un amante de los animales y te gustaría trabajar  con ellos? Fórmate profesionalmente con los cursos del área veterinaria de CCC escogiendo el que más te identifique y conviértete en el profesional que siempre has deseado.

Fuente: ambientun

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *